‘Asesinato Justo’, el del guionista

ASESINATO JUSTO

ASESINATO JUSTO

¡Hala, animal! Perdonadme por el título de este post, pero es lo que pienso. En serio. Acabo de ver la película y tengo la sensación de haber perdido el tiempo (y mi dinero), o algo parecido…

Os cuento un poco de que va: Turco (De Niro) y Rooster (Pacino) son dos viejos policías de NYC. Llevan casi más años que la puerta en la policía, son grandes amigos, un equipo perfecto, con mucha experiencia. Les toca investigar el caso de un asesino en serie que mata a sus víctimas con disparos a quemarropa, obsequiando al muerto con un poema dedicado al finado en cuestión. Lo que más sorprende a los agentes al investigar los asesinatos es el modus operandi del asesino: parece ser que todos conocen al asesino, porque no hay violencia ni resistencia, además de no encontrar la entrada de la casa forzada o cosas así…

Bueno, y ahora al lío. ¿Sabéis que Rusell Gerwitz, el autor del guión de la brillante ‘Plan Oculto’, es el mismo que ha escrito el guión de ‘Asesinato Justo’? Y en que se parecen las dos películas: en nada. Una es realmente buena, con Spike Lee inspirado, y con Denzel Washington dando lo mejor de sí mismo, con un guión realmente bueno.

Sin embargo, ‘Asesinato Justo’ que es dirigida correctamente por John Avnet (entre otras, responsable de ‘Tomates Verdes Fritos’) y teniendo dos pesos pesados de la actuación (¡que digo! ¡dos referentes del cine!) a su servicio como (reverencia) los señores Al Pacino y Robert de Niro, son desaprovechados por un guión simplón, que es más de lo mismo: situaciones ya vistas, giros, escenas, modismos totalmente previsibles, “combate” de frases rimbombantes entre los dos protagonistas… Menos mal que los dos actores salen airosos porque “son más apañaos que ná”, que diría aquel. Igualmente salen del trance, aunque podrían hacerlo mejor (por culpa del guión, insisto) John Leguizamo, 50 Cent (el malote de la peli), Brian Dennehy (¿usa Corega?), Carla Gugino (¡ay omá!) y hasta Donnie Walhberg.

El cásting es perfecto: el fallo es el guión. Le falta poner al principio del filme la famosa “basado en hechos reales”; entonces uno se relaja y sabe que no va a ser nada del otro mundo… Pero, ¿para qué una película tan bien filmada, con un muy buen reparto, si parece un telefilme barato por el guión tan malo que tiene? Una cosa a favor de esta película es que Al Pacino no parece viejuno (ni se “arrastra”, me dió esa sensación) como en ’88 minutos’, también de John Avnet.

La otra otra cosa a favor es el doblaje, más que correcto, con Ricard Solans y compañía demostrando saber hacer.

Mi nota para esta película: 6 y es mucho.

Compartir en Google Plus

Acerca de Lófer

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios