A través tuyo, princesa te hará sentir bien con la humanidad

La Internet es tan, tan terrible. Todos los días algún artículo nos recuerda que las muchas horas que pasamos frente a la pantalla de nuestro monitor, disfrutando de “surfear” por la web está resultando en todo tipo de efectos secundarios no deseados.

Estos efectos secundarios van desde períodos de atención mucho más cortos, a relaciones dañadas y llegando a películas realmente malas de Jason Reitman. Es suficiente para hacernos apagar el ordenador o el Smartphone para siempre. O por lo menos por un par de minutos, porque luego te acuerdas que tenías que revisar Instagram para ver qué anda haciendo Rihanna.

Esa relación cuasi universal de amor y odio con la Internet es una de las razones por las que el nuevo documental A través tuyo, princesa, que se presentó por primera vez esta semana en el Festival Internacional de Películas de Toronto, es tan importante.

Es un recuerdo de los bordes porosos de la web pueden darnos no solo una gran cantidad de arte, sino también una gran cantidad de empatía. Es una película para sentirse bien, una que hará que o busques un pañuelo o al menos busques la mejor carita con lágrimas entre los emojis.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios