Todo sobre la escena de ski del Hotel Budapest

El Gran Hotel Budapest es la película más intrincada y ornamentada del meticuloso director de cine Wes Anderson. Así que es un poco irónico que una de las escenas más memorables de toda la película haya sido el resultado de un poco de experimentación a último minuto.

Cerca del final de la película nominada al premio Oscar, que está realizada alrededor de un hotel en la ficticia república alpina de Zubrowka, nuestro héroe el conserje Gustave (Ralph Fiennes) y su chico del lobby Zero (Tony Revolori) se meten en una persecución a alta velocidad en ski con el gánster Jopling (Willem Dafoe).

Es una de las escenas más innovadoras de la película gracias al trabajo del productor Jeremy Dawson (que fue nominado para mejor película) y el diseñador de producción Adam Stockhausen que obtuvo una nominación al Oscar por su elaborado trabajo.

“Cuando recibimos el guión por primera vez esa escena era un gran agujero negro” explicó Dawson, “En un punto Wes dijo algo como que quizás tendríamos un gran lugar para filmarlo pero que probablemente no haríamos un trabajo tan bueno como lo hubiera hecho una película del espía James Bond”.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios